sábado, 13 de agosto de 2016

Primeros días en Groenlandia

Escrito por: Mikel

Hace ya unos tres días que aterrizamos en Groenlandia, lugar que nos ha recibido con los brazos abiertos.

Un frío no excesivo, unos 7-8ºC de media, soportable (teniendo en cuenta lo que nos espera), y un tiempo nublado han sido la tónica de estos días, aunque hoy por fin hemos podido ver el sol y con la desaparición de las nubes, el paisaje que nos rodea.


El vuelo de llegada fue de lo más impresionante que hemos visto nunca, sobrevolando el campo de hielo al atardecer, una auténtica maravilla que nos ayuda a hacernos una idea de lo que vamos a encontrarnos.
Ahora estamos en Nuuk, capital de Groenlandia, pero de no más de 15000 habitantes, y aun no hemos podido salir de aquí.

Hemos aprovechado para caminar algo por la zona y hemos podido conocer a la gente de Touring Greenland, quienes nos van a ayudar a montar toda la logística para nuestra particular misión. Se ve que ellos también están emocionados con el proyecto y estos días hemos aprovechado para ir cerrando los últimos flecos en el tema organizativo, que no será nada sencillo.

La idea es navegar en barco hasta el fondo de los valles y luego cargarnos los kayaks y todo el equipo a la espalda para poder ascender hasta el campo de hielo, donde nacen los ríos y comenzar desde allí el descenso.

Esta no será una tarea fácil, ya que obviamente no hay ningún camino del que nos podamos servir, pero además los valles son profundos y escarpados, y nos costará encontrar el camino adecuado para el ascenso, aunque ya hemos podido marcar algunas rutas que creemos son las más adecuadas.

Pasaremos en torno a un mes de expedición hasta volver a Nuuk, por lo que tras cada descenso (que calculamos nos puede llevar en torno a  una semana cada uno) descansaremos en el campo base que montaremos al final del río antes de emprender el ascenso, para así poder descansar bien allí, cargar todo el equipo electrónico y esperar al barco que nos lleve al siguiente valle a explorar. Además habrá que esperar a que las condiciones de navegación sean las idóneas, ya que, al parecer, navegar en un pequeño barco por esta costa no es tarea nada fácil. 

Estos días aprovecharemos para conocer mejor el entorno y mañana partiremos a un pequeño campamento que hay cerca de un grande glaciar cercano y pasaremos unos días por allí conociendo la zona y probando un poco todo el material que tenemos.

El 18 llega Mino aquí, y será entonces cuando comencemos con la aventura.

Poco más, ya os iremos contando cómo van las cosas.

Agur!





No hay comentarios:

Publicar un comentario